Posted on 1 Ago 2020 in News FILAOT, News WFOT

Después de 5 días en el hospital con COVID-19, los últimos 2 días en la UCI, el Dr. Ramiro Alvaro falleció. Una evolución fulminante y fatal de esta enfermedad provocó este final. El gerente del hospital no permitió usar la terapia de ozono y AMBOT solicitó ayuda legal de acuerdo con la declaración de Helsinki, pero prácticamente no tuvieron tiempo para hacerlo.

Un gran hombre, un caballero moral, un maestro maravilloso, un médico racional y un mejor amigo ya no estarán entre nosotros. Los afortunados que lo conocieron rezan por su alma con lágrimas en los ojos.

Luchó como un león por el reconocimiento científico de la ozonoterapia en su país, Bolivia. Fundó AMBOT, la Asociación Boliviana de Ozonoterapia Médica. Su destacado papel en neurocirugía en toda América del Sur fue de gran ayuda para difundir el uso del ozono médico en su especialización y en otras, defendiéndolo enfáticamente ya sea en su país o en el exterior.

Descansa en paz, mi amigo.